Amamos a las nuevas generaciones y por eso equipamos a sus líderes.

Ministerio con Niños

Ministerio con Preadolescentes

Ministerio con Adolescentes

Ministerio con Universitarios

Novedades de Agosto en zona Premium:

Porque el trabajo comienza con los niños


zonanQue la educación escolar en todo occidente comience a los 6, no es una casualidad. A los 6 estamos listos para compartir el centro de atención aunque sea de a ratitos y también para lanzarnos a las más salvajes aventuras de la imaginación donde aún las nuevas palabras pueden despertar el asombro o la risa. Desde los 6 a los 9 comenzamos a competir por la vida ya que no es igual a cuando nos creíamos buenos en todo aunque no fuéramos los mejores para cantar, actuar, saltar o dibujar. El mundo ahora es muy concreto o al menos sospechamos que debería serlo. Que todo sea justo comienza a ser fundamental y por eso de parte de los padres, educadores y la iglesia se requiere consistencia. Así como los niños comienzan a aprender de matemáticas o lenguaje, también pueden aprender como en ninguna otra etapa acerca de la bella historia de Dios revelada en su palabra.

Las transiciones son vitales…

Si todos los niños que pasaron por una iglesia se congregaran, nuestras iglesias serían mucho más numerosas. A muchos los perdimos en el paso de la niñez a la pre adolescencia por no haber planificado una transición inteligente con un ministerio para los pre adolescentes o también por no haber involucrado a los padres. Hasta que son adolescentes nuestros hijos se involucran en la iglesia por disposición familiar. Claro que opinan si les gustan las actividades, pero todavía no llegaron a la autonomía de sus convicciones y por eso no se puede evaluar su madurez espiritual solamente por cómo se portan en las reuniones. La familia y la iglesia pueden establecer un lazo poderoso cuando anticipan los cambios de etapa haciendo ajustes de expectativas ante cada nueva transición. 

Respetando el diseño de Dios…

Cada etapa del desarrollo humano necesita un abordaje pastoral pertinente. Los pre adolescentes no son jóvenes universitarios y los adolescentes no son niños ni tampoco adultos y por eso el sistema pedagógico con unos y con otros no puede ser igual. Si las reuniones de pre adolescentes son iguales  a las de los universitarios, no debería sorprendernos que unos u otros o ambos se vayan desilusionando de la Iglesia o cuestionando los valores familiares. Debemos ser sensibles a cada etapa y seguir descubriendo lo que Dios estableció para la maduración saludable de cada individuo teniendo en cuenta la etapa en la que se encuentra.

La meta es la madurez…

Envejecer es obligatorio pero madurar es opcional.  En su carta a los Colosenses (1:28) el apóstol Pablo dejaba claro que él enseñaba para que cada estudiante llegase a la madurez (Teleios). La tarea educacional de la familia y la iglesia no es proteger o entretener a la nueva generación con lindas reuniones sino discipularles camino a la madurez completa e integral que nos modeló Jesús. Los seres humanos tenemos una dimensión social, intelectual y emocional a la vez que espiritual, e incluso una dimensión física y todas ellas están entrelazadas en un precioso diseño divino que debemos interpretar para asegurarnos que a las nuevas generaciones les facilitamos una vida plena en Cristo.

suscribe

Noticias

Agosto 3, 2017

¡Mejoramos el servicio de suscripción Premium!

(Dallas, TX) Especialidades 6.25, la organización pionera en la capacitación y creación de recursos para el liderazgo de nuevas generaciones, presenta a las iglesias un rediseño […]
Junio 5, 2017

¡Nuevos libros para el ministerio a nuevas generaciones!

(Dallas, Tex) E625 sigue redoblando sus esfuerzos para ayudar a las iglesias en el discipulado de las nuevas generaciones y por eso más allá de los […]
Abril 5, 2017

Abre el Instituto E625 Online

Dallas, Texas, 5 de abril de 2017. Con el objetivo de facilitar la capacitación y actualización ministerial a quienes trabajan en el discipulado de las nuevas […]