¿Por qué un Dios bueno permite el sufrimiento?

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?